b2b y b2c

Cuando uno se encuentra en medio de la creación de una estrategia de marketing, el público objetivo al que se quiera dirigir es parte de las decisiones que hay que tomar. Se debe saber, entonces, a qué mercado se está orientando el producto/servicio para así comunicar de una forma u otra. A grandes rasgos y antes de entrar en materia, B2B hace referencia a las iniciales de business to business (empresa a empresa) y B2C a business to consumers (empresa a consumidor).

B2B

El mercado B2B significa que el producto/servicio comunicado estará destinado a otras empresas. Ellas le darán uso o serán las encargadas de comercializarlo hacia el público masivo. El tamaño de este mercado es más pequeño y selecto y no puede ser tratado de forma genérica. Por tanto, no se utilizan medios masivos de comunicación sino un marketing más relacional, un contacto personalizado o incluso la presencia en eventos del sector para acercar la empresa al resto.

Además, se debe tener en cuenta el tipo de compra que lleva a cabo este público. Es una acción totalmente racional y con un análisis pormenorizado. Esto es porque, al ser una empresa, esta decisión ha pasado por varios departamentos y, por tanto, por varias personas. Es una compra lenta que requiere más tiempo por parte del vendedor y se necesita de asistencia permanente.

B2C

Dirigirse al público de B2C supone que el producto/servicio se dirige a las personas, a la sociedad. Este tipo de comunicación está hecho para el consumidor final del producto. El tamaño de este mercado es masivo así que suele ser numeroso, muy heterogéneo y estar geográficamente disperso. Si este es el público al que hay que llegar, debe segmentarse profundamente. Al ser un mercado general, suelen utilizarse medios generalistas tanto tradicionales (TV, radio y medios gráficos) como online (webs, buscadores, email marketing, SEO, SEM y redes sociales).

En consecuencia, el proceso de compra de este público se dirige mucho más por el impulso. Este mercado se basa en las emociones y en cómo hace sentir la marca y su producto/servicio. Es una compra para su consumo personal así que la toma de decisión de la acción de compra es puramente individual. Esto significa que el proceso es corto y no suele necesitar tanta personalización ni asistencia.

Definitivamente, tener en cuenta a quién va dirigido el producto/servicio a comunicar será un punto clave para desarrollar la estrategia de marketing. Aún así, el B2B y el B2C son solo una forma primaria de separar el público. La segmentación exhaustiva del mercado es siempre uno de los pasos más importantes dentro del proceso estratégico. Aprender a quién se comunica para así hacer campañas que lleguen al verdadero público objetivo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.