¿Conoces el Crowdfunding?

Para llamarte a ti mismo emprendedor, debes empezar teniendo una idea -una buena, si es posible-. Pensarás tanto en ella que acabarás enamorado del posible futuro y será demasiado tarde cuando caigas en que necesitas dinero para poder hacerla realidad. Primera crisis de tu empresa: ¿cómo la vas a crear si no tienes presupuesto?

El Crowdfunding se trata de una red de financiación colectiva y que acostumbra a ser online. Los contribuyentes hacen donaciones económicas o de otro tipo y, así, consiguen recompensas, participaciones o cualquier cosa que la empresa pueda ofrecer. De esta manera se consigue apoyar a un determinado proyecto que, aunque sea algo peculiar, pueda tener cabida en algún nicho de mercado.

Aunque este formato de contribución empezó en el sector de la música no comercial, el Crowdfunding o micromecenazgo se ha vuelto muy común en empresas emergentes como las startups. Se trata de una forma muy útil de ayudar a sacar a flote nuevos proyectos que, sin esta práctica, no se darían a conocer. Eso sí, ten en cuenta que habrá muchos comentaristas de tu actividad durante todo tu plan de trabajo.

Los modelos de ‘Crowdfunding’

Los modelos de Crowdfunding están separados según la recompensa que reciben los financiadores. Si se trata de donaciones, significa que no esperan ninguna retribución a cambio mientras que si es de recompensas, sí que esperan algo de su aportación. Existe también el Crowdfunding de acciones, en el que los que aportan esperan recibir participaciones del proyecto.

Puede ser de préstamos o ‘crowdlending’ que es más una financiación en masa; se espera un interés en el futuro por el dinero prestado al proyecto. Por último, puede llevarse a cabo el de royalties. En este caso, los mecenas querrán obtener una parte, aunque sea simbólica, de los beneficios que ocasione el proyecto invertido. Elige bien cuál es la forma que mejor se adapta a tu empresa.

Cómo conseguir esta red de financiación

Como es de esperar, para iniciar esta red de financiación el emprendedor debe compartir su idea de empresa en una plataforma de Crowdfunding. La plataforma o la comunidad de esta será quien valore el interés que tiene este proyecto. Se abre entonces la posibilidad y el tiempo que da el proyecto para invertir y, mientras tanto, se promociona al máximo. Cuando finalice el plazo, se cierra el proyecto y se pasa a intentar ejecutarlo con el dinero conseguido.

Sea como sea, hay muchas formas de empezar una empresa. El Crowdfunding puede ayudarte, pero no es la única manera de llevar a cabo un plan de negocio. Valora las oportunidades que tienes y decide qué es mejor para ti, tu proyecto y el futuro de tu idea. ¡Ánimo!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.