marca

En un mundo en el que se sabe de uno por su perfil en redes sociales, es normal que la publicidad deba centrarse en este camino para acercarse más fácilmente a las personas. El día a día de cualquiera es hacer una foto de su desayuno para instastories y quejarse en tweets de que tiene que ir al trabajo. A veces se conoce más a quien se sigue en redes que no a quien hay alrededor; esa es la era digital y el marketing de contenidos se aprovecha de ello.

El marketing de contenidos es una estrategia que se centra en atraer clientes potenciales de una manera natural a partir de contenidos relevantes que se distribuyen en los distintos canales online y medios digitales en los que está la audiencia. Es una forma de dar más opiniones sobre una marca y así crear, incluso, una personalidad.

Ventajas del marketing de contenidos

Al estar creando contenido, se aporta valor a la marca en sí misma. No solo se es un usuario más que comparte lo que hacen otros, sino que se tiene una voz propia que cada vez llegará a más personas. Se recomienda aprovechar ese contenido para mostrar qué se ofrece al resto que te diferencia de la competencia, siempre es un buen momento para explicar cómo de bueno se es.

Todo lo que se publique va a convertirse en la imagen digital de la marca. Los comentarios, a quién se sigue, quién interacciona contigo… Cualquier aspecto se unirá al resto de opiniones que se tiene de una marca. Como hemos dicho, es la voz de la empresa así que se debe usar con mucha precaución.

Además, hay una clara ventaja del marketing de contenidos que es mejorar en todos los datos de una empresa. El contenido hará que más internautas pasen por la web de la marca así que se generará tráfico y, por lo tanto, favorecerá el awareness y se consigue también un engagement con la marca. En cuanto a números -que es lo que esperan todos los empresarios- se generan ventas mayores a medio plazo.

Claves para un content plan

Para tener una buena presencia online siguiendo un marketing de contenidos se necesita, en sí, contenidos. La marca debe entender a su público y conocer qué quiere y necesita. Para saber esto, hay que empezar comprendiendo a quién se está dirigiendo tu empresa. En el caso de que el producto/servicio que se contempla sea para el mercado B2B, el contenido del perfil de redes sociales será diferente a si es para B2C además de las plataformas donde se subirá.

Cada marca es un mundo pero siempre hay alguna forma de crear contenido visual sobre esta. Tanto si es Instagram como si es Twitter, los perfiles necesitan contar con cierto material en imágenes y no sólo con escritos. Tal y como se ha comentado, el público es el que decide en qué plataforma se sube el contenido y a partir de ahí se debe ver qué demanda esa plataforma.

Lo más importante para tener un buen plan de contenidos es organizarlo correctamente. Calendarizar cómo, cuándo y dónde se publicará el content para que así tenga sentido la estrategia de redes sociales. Planificando con tiempo se puede tener una gran calidad y estar preparado para cualquier incidencia de último minuto.

Finalmente, debes entender que el contenido que se consume en las redes sociales se mete fácilmente en la vida de las personas sin forzarles a ello. Utiliza la publicidad del siglo XXI para hacer de tu marca la mejor versión que pueda tener.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.