Para entender cómo funciona la publicidad, debemos empezar aceptando que el protagonista no es el producto/servicio sino el consumidor, el público al que nos vamos a dirigir. La expresión de “el cliente siempre tiene la razón” también puede utilizarse en nuestro sector. Los buenos profesionales sabrán adaptar el mensaje al receptor de este así que una estrategia de publicidad debe ser la óptima para acercarse a su público, por encima de todo lo demás.

Por lo tanto, entender la coherencia del mensaje a comunicar es una de las tareas del Marketing Mix. Se trata de una estrategia clásica de la publicidad que engloba cuatro componentes básicos (producto, precio, distribución y comunicación). Estos elementos tendrán que tener cohesión entre ellos y, sobre todo, sentido. Ten en cuenta cómo funcionan los cuatro componentes para poder trabajar tu Marketing Mix.

Las claves de las 4Ps

– Producto (product): este elemento engloba tanto los bienes como los servicios que ofrece una empresa. Aunque dé la sensación de que este apartado se trata de las características del producto en sí, ya hemos comentado que hay que centrarse en el consumidor. Por ende, se focaliza en resolver las necesidades del público objetivo y de aspectos como la imagen, la marca, el packaging o los servicios posventa.

-Precio (price): para saber cómo fijar el precio de un producto hay que considerar al consumidor, al mercado, los costes, la competencia, etc. Este precio variará entonces según sus elementos pero será el que decida los ingresos de la empresa así que hay que tener en cuenta todas las opciones. Entiende este componente como parte del posicionamiento de la marca. Si tu producto es de lujo o es de lowcost, tiene que verse claramente en el precio.

Distribución (place): consiste en el conjunto de acciones y decisiones para trasladar el producto/servicio hasta el punto de venta. También pensando en el consumidor, la distribución se centra en poner el producto en las manos de su público objetivo en el tiempo y lugar adecuado. Este apartado se encargará del almacenamiento, la gestión del inventario, el transporte, la localización de puntos de venta, los procesos de los pedidos, etc.

– Comunicación (promotion): con el objetivo de satisfacer las necesidades del público objetivo, gracias a la comunicación se lleva a cabo la acción de dar a conocer el producto/servicio. En esta parte del Marketing Mix es donde más entra nuestra agencia, nos encargamos de que tu trabajo sea reconocido y llegue a quien debe llegar. Publicidad, marketing, relaciones públicas… la estrategia de tu marca estará presente en las acciones de este apartado también.

El Marketing Mix en tu marca

Después de conocer cómo funciona el Marketing Mix, debes estar interesado en cómo aprovecharlo para formar tu propia empresa. Aunque te recomendamos que acudas a expertos en materia, te mostramos el orden que hay que seguir para iniciar una marca con posibilidades y así poder aplicar la estrategia de Marketing Mix. Investiga el mercado, segméntalo, analiza el público objetivo, estudia la competencia, diseña el producto, determina el precio, distribuye el producto, comunícalo, incentiva a la compra y haz que vuelvan a comprarlo. Nada sencillo, como podrás observar.

En general, la publicidad es un mundo muy cambiante que encuentra nuevos nichos constantes para llegar a su público. Nuestro consejo es no quedarte atrás; estudia tus opciones para validar qué puedes conseguir con tu marca de la mejor forma. Sabrás entonces si el Marketing Mix está hecho para ti.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.