posicionamiento de marca

Tanto si ya cuentas con una marca desde hace tiempo como si estás empezando ahora, debes entender cómo funciona el posicionamiento. No importa si tienes planeado ser una gran empresa o si estás vinculado a una marca personal, saber posicionarse es importante para cualquier producto o servicio.

El posicionamiento de marca es, en marketing, el lugar que ocupa la marca en la mente de los consumidores respecto al resto de sus competidores. El posicionamiento creará para la empresa una imagen propia en la mente de estos que le diferenciará de su competencia.

Valor diferencial

El valor diferencial es, entonces, la razón por la que una marca es mejor que su competencia. El porqué de querer vincularte a ella y no a otra que ofrezca un producto/servicio parecido. Se trata de la carta de presentación ante el público objetivo: consúmeme porque X.

Para conocer este punto, debes conocer bien qué estás ofreciendo al mercado. Tener un gran conocimiento de tu producto, saber de dónde viene, hacia quién se dirige y qué consigue en el consumidor. Sobre todo, no te quedes con primeras impresiones. Un alimento no solo quita el hambre y un colchón no solo te ayuda a dormir mejor. Tu marca debe cambiar algún aspecto de la vida de su público, no solo cubrir necesidades humanas.

Tipos de posicionamiento

Para entender cómo posicionar tu marca, debemos entender primero en qué sobresale tu producto/servicio. Cuando sepas esto, verás que ese factor diferencial está dentro de una de estas ramas del posicionamiento.

Si te basas en un valor en sí, debes tener en cuenta que hablas de un producto de prestigio. No tiene por qué ser caro, pero sí debe ser exclusivo para un cierto grupo de personas. Estás vendiendo el sentimiento de que el consumidor se crea especial al resto.

Cuando la calidad es tu mayor cualidad diferencial, estás diciendo que tu marca es la primera de su campo. Puedes ofrecer lo mejor de lo mejor a tus consumidores.

Un posicionamiento muy típico en productos de limpieza es el de competencia. Esto significa que utilizas el valor de tus contrincantes para poder posicionarte por encima de ellos. Te aprovechas de los contratiempos de los demás para ensalzar tu marca.

También te puedes basar en los beneficios de tu marca. Como se ha dicho anteriormente, el provecho que aporte tu producto/servicio no son sólo tangibles. Acércate a la audiencia explicándole lo felices que serán vinculándose a tu marca.

En el caso de que tu negocio tenga productos/servicios para nichos extremamente definidos, podrás utilizar el posicionamiento de problemas y soluciones. Se trata de un tipo que resuelve la urgencia del consumidor. No necesitas ser el mejor, solo sé rápido en lo que ofreces.

Cómo no, los precios también pueden ser un valor diferencial muy útil para tu marca. Te posicionas como marca barata para todos y de la mejor calidad -relación calidad/precio, obviamente-. Es muy útil para productos/servicios que sean para un público masivo.

Por último y aunque no es el más recomendado, existe un posicionamiento basado en el impulso de las celebridades. El insight de este es que, si lo dicen los famosos/influencers que suelen saber de esto, es porque debe ser un gran producto/servicio.

Sea como sea, el posicionamiento forma parte de tu identidad como marca. Estudia tu marca y tu mercado y consigue saber qué es mejor para ti. Posicionarse o morir, quédate con eso.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.