teletrabajo en el sector publicitario

Después de un año tan extraordinario, todos los aspectos de la vida han cambiado. Ahora no se dan dos besos al ver a un conocido, no hay vida después de las diez de la noche y la mascarilla se ha vuelto un accesorio más. No es extraño que el mundo laboral también haya cambiado, sobre todo, de la mano del teletrabajo.

Y es que el trabajo a distancia ha empezado a formar parte de nuestro día a día. Ya no tenemos que calcular a qué hora salimos para llegar a tiempo ni qué nos pondremos para ir a la oficina. La nueva ruta es de la cama al despacho y el conjunto suele ser el pijama. El teletrabajo se trata de un cambio radical que ha afectado, más o menos, a casi toda profesión.

Trabajos del futuro

Sin embargo, esta nueva realidad ha sido más visible en las profesiones que tienen un punto digital. Esto significa que un albañil no puede llevar a cabo su trabajo online pero sí alguien que acostumbra a estar en una oficina. Este es el caso de la Publicidad, uno de los sectores afectados.

Ahora los diseñadores tienen los programas de edición en el portátil, el departamento de Cuentas gestiona desde su sofá y Digital utiliza un wifi que se llame “Casa” o algo del estilo. Aunque la relación entre todos estos profesionales se ha visto afectada al no estar en una misma oficina, al menos no han perdido la comunicación, y han podido luchar por sacar a flote todo su trabajo.

La nueva ola se ha llevado por medio a la mayoría de empresas que hay en coworkings o que tienen pocos empleados. Las oficinas que eran más una forma de juntar al equipo que no un lugar realmente necesario de trabajo se han visto olvidadas. Si no es necesario meter a más personas de las necesarias en una sala, es mejor evitarlo.

Aún así, el ritmo de trabajo no puede parar. Las nuevas herramientas en las que ahora todos son expertos, como las plataformas por donde compartir documentos o las salas para hacer reuniones online, ya forman parte de nuestro vocabulario. La sociedad se ha apoyado en las tecnologías para no permitir que el trabajo termine.

La publicidad en sí misma

Este nuevo paradigma de la sociedad también es una nueva forma de vida. Por tanto, es normal que, si las personas cambian, la publicidad- que es un espejo de estas- también dé un giro inesperado. La forma de comunicarse con el público debe cambiar, no puede seguir como si nada.

Si las personas no salen a la calle porque están teletrabajando, no tiene sentido lanzar campañas en exteriores y lo mismo pasa con los eventos. La rama de la publicidad que está especializada en los eventos, congresos o ferias se ha visto seriamente afectada por la pandemia.

Por ende, la publicidad con estrategias digitales es actualmente la forma óptima de llegar al público. La sociedad ha aumentado significativamente la cantidad de tiempo que pasa en Internet. Las horas de más en redes sociales, el consumo de páginas web… la era digital ha estado en auge a partir del confinamiento.

En conclusión, el teletrabajo ha sido fruto de la necesidad de un nuevo entorno laboral, lejos de todos. Y, muy probablemente, será el futuro profesional. La publicidad, como arma de comunicación, debe hacerse eco de este cambio social. ¡Estamos juntos en esto!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.